Pictografías y petroglifos en las cuevas cubanas

Pictografías y petroglifos en las cuevas cubanas

Por Yamilé Luguera González

La Habana (PL) Como en muchas cuevas del mundo, en Cuba el arte rupestre ha sido protagonista en grandes cavernas y sistemas cavernarios, ampliamente estudiado y reconocido como una rama de la ciencia arqueológica.

El hombre dejó huellas notables en las paredes de su primera morada, las cuevas, donde se protegía del frío, la lluvia, los depredadores; guardaba y cocinaba sus alimentos y plasmaba con pintura roja y negra, principalmente, su cotidianidad.

Lo mismo pintadas mezclando pigmentos extraídos del carbón (negro) y las hematitas (fragmentos de hierro de variados tamaños y rojo), nombradas Pictografías, que rayadas en la roca (petroglifos).

De esta manera se encuentran en todo el mundo figuras diversas, manos plasmadas (técnica de manos pintadas), redes (rediformes), animales (zoomorfas), círculos concéntricos, figuras humanas (antropomorfas), representadas cazando, en ritos funerarios y en actividades cotidianas.

Como ejemplo de este arte parietal en Cuba se encuentran las pictografías de las cuevas de Punta del Este, en la Isla de la Juventud, con grandes murales de círculos concéntricos intercalados entre los colores rojo y negro, por lo que al lugar se le conoce como la Capilla Sixtina del Arte Rupestre Cubano.

En la Capital del carso en Cuba, Pinar del Río, se han localizado hasta hoy 49 estaciones de arte rupestre, distribuidas por toda la provincia y resguardadas en espeluncas de todo tipo.

Ejemplo de esto es la cueva del Cura en el valle de Viñales, donde se representan figuras humanas portando cruces. La mayoría fueron descubiertas y registradas por Hilario Carmenate, presidente del Comité Espeleológico de la provincia.

La cueva de la Virgen, también conocida como cueva de El Fantasma, posee entre sus galerías la de las pictografías, según refiere el especialista en arte rupestre Divaldo Gutiérrez, en su artículo: Cuevas y Carsos de la Habana, La cueva de la virgen.

Desde el punto de vista arqueológico, La cueva de la Virgen ha sido noticia y motivo de estudio y exploración en repetidas ocasiones. 

En marzo de 1962 fue visitada por el Dr. Antonio Núñez Jiménez, quien se dedicó al estudio de las manifestaciones del arte rupestre que adorna sus paredes, describiendo algo más de una decena de estos diseños.

Entre sus variadas formas se encuentran las geométricas, zoomorfas y antropomorfas, según estos estudios sobre uno de los diseños más representativos o emblemáticos del arte rupestre cubano.

Fue declarada Monumento Local mediante la Resolución 63 del 28 de Septiembre de 1989, del Presidente de la Comisión Nacional de Monumentos; e identificada como un Elemento Natural Destacado dentro del Sistema Nacional de Áreas Protegidas.

Cueva Ambrosio en Varadero, Matanzas, hoy conserva abundantes y terminados pictogramas en color negro, custodiados por tres colonias de murciélagos que, a pesar de la cantidad de visitas turísticas diarias, nunca han abandonado su morada.

La de Ramos en Cayo Caguanes, Santi Spíritus, posee pictografías hojiformes de gran tamaño, una de ellas logotipo del Parque Nacional Caguanes, por su importancia y magnificencia.

Esta fue sede de un importante evento sobre arqueología y arte rupestre organizado por Antonio Núñez Jiménez en la década de los 80 del siglo XX, cuando fue colocada en la entrada una tarja de bronce como parte de la historia de la espelunca.

En Maisí, zona más oriental de Cuba, se encuentra un importante sitio arqueológico compuesto por varias cuevas, en las cuales se han encontrado importantes petroglifos, dos de los cuales fueron extraídos por el arqueólogo norteamericano Mark R. Harrington, en 1915.

Tales representaciones aborígenes se encuentran hoy en el Instituto Smithsonian, en el depósito del museo del Indio Americano en Estados Unidos.

Se le conoce como el ídolo de la cueva de Los Bichos de Patana y el de la cueva Los cayucos, según refiere Gutiérrez en el artículo Un premio que complace sueños y descubre petroglifos.

Esta manifestación artistita de ancestros cubanos, se encuentra por todo el país, pues hasta hoy se han reportado en 288 estaciones, la mayor cantidad de los cuales se localiza en Matanzas, hasta hoy, con 83 sitios; seguida de Guantánamo, con 59, aunque existe la certeza de que aún queda muchísimo por descubrir en cuevas escondidas entre los montes cubanos.

Fuente: http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=3896941&Itemid=1

Premio WEB

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer