The look of the Body Jewelry that you get now changed a lot then the look of the jewelry that you used to get in past. This type of jewelry you can wear with any type of dress so that you look very beautiful in it. The design of most of this type of jewelry also changed a lot. In these days the demand of this type of jewelry also changed a lot. This type of jewelry is worn in some specific part of the body. After a part of the body is pierced you can wear the jewelry is worn in it. The body jewelry is designed based on the age of the people who is going to wear it. If this type of jewelry is to be worn by a teenager then the look of the jewelry will be more trendy and stylish and it will be colorful too. If this type of jewelry is worn by an aged people or middle aged people then this type of jewelry comes in a sober design. In the earlier days this type of jewelry was worn by the people because of some religious belief or to show their culture. This type of rose gold body piercing jewelry is mostly in use because of the look and design of the jewelry. The body jewelry is worn the people for different type of purpose also. But some of the ladies or women prefer not only to wear this type of jewelry on some special occasion rather they wear it as a regular wear too.
Por la ruta del café (Pinar del Río, Cuba) | CUBA ARQUEOLÓGICA

Por la ruta del café (Pinar del Río, Cuba)

Por la ruta del café (Pinar del Río, Cuba)

Hendrik Valle y Janet Tirador
Miembros del GEDA, Comité Espeleológico de Pinar del Río

Entre los días 12 y 17 de diciembre de 2010, un grupo integrado por especialistas del Gabinete de Arqueología de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, la Oficina del Historiador de San José de Las Lajas perteneciente a la Provincia de La Habana, miembros del grupo espeleológico GEDA de Pinar del Río, y el geólogo Henrry Alomá, consumaron un recorrido por algunas de las ruinas de los cafetales de la Sierra de Rosario, asentados en el siglo XIX. La actividad se realizó con el objetivo de evaluar el estado de los restos de aquellas construcciones, con el fin de proponer medidas para el rescate de este patrimonio.

En un primer momento se evaluaron los asentamientos de las antiguas haciendas de los cafetales San Pedro, San Esteban y Santa Catalina, ubicados en la cuenca del Río Bayate. Seguido a esto se visitaron las antiguas haciendas de San Carlos y la Ermita. Se pudo constatar además el estado de conservación de El Contento y San Idelfonso. Es válido destacar que dentro del fenómeno cafetalero en la Sierra del Rosario, se evidencia que cada uno de estos sitios posee características particulares, unos muestran casas majestuosas (El Contento), otros inmensos y complicados sistemas de drenaje hidráulicos, algunos de ellos soterrados, siendo exponentes del desarrollo que poseían (San Pedro), son impresionante también las soluciones arquitectónicas propuestas en muchos de ellos, pues se ubican en las laderas de las montañas (San Idelfonso).

El recorrido sirvió además para demostrar que en algunos de estos sitios se conservan las plantas de jardín y los árboles frutales, los cuales antaño poblaron estos lugares y que se levantan aún como símbolos de un pasado que no debe ser olvidado.

En sentido general se cumplieron satisfactoriamente los objetivos de esta visita, pues dicho trabajo ha sentado las bases para futuras investigaciones en el área sobre el tema. En la reunión final con las autoridades de Las Terrazas, que atienden el proyecto de los cafetales, se manejaron importantes propuestas de trabajo, que de materializarse constituirán no solo un paso importante para la conservación de dicho patrimonio, sino un espacio para el aprendizaje de una disciplina tan importante como lo es la arqueología. Se tomaron como acuerdos el apoyo y la inclusión de estos cafetales en un evento internacional sobre el Café en Cuba, además de la realización de un taller anual, con el objetivo de compartir conocimientos y lograr reunir fuerza de trabajo para poder excavar uno de ellos, para develar las evidencias que yacen debajo de la tierra, sepultadas al paso de los años, además de poder mostrar la forma de vida y las técnicas de trabajo de los cafetaleros en la Sierra del Rosario.  Como último acuerdo se acordó la necesidad de crear un expediente para poder declarar los cafetales de la región occidental como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y de esta forma fomentar políticas para el cuidado y manejo adecuados de estos sitios, conservando así este precioso legado que forma parte de la rica historia de nuestro país.

Es válido destacar que estos trabajos pueden llevarse a cabo por la sólida base de los estudios realizados  por el historiador y arqueólogo Dr. Jorge Freddy Ramírez y sus colaboradores, quienes han estudiado el tema por más de 20 años. Se debe destacar además el apoyo de la comunidad de Las Terrazas que ha sido y será esencial en estos ambiciosos proyectos. Sirvan estas líneas para agradecer a las personas que tanto en este lugar como en otros lugares luchan incansablemente por conservar y rescatar nuestra historia y nuestra identidad.

Fuente: El Explorador. Periódico digital espeleológico, No. 80. 26 de diciembre de 2010.

Premio WEB

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer