Taller Gestión Urbana y Arqueología, hacia un enfoque integral

Escrito por Fernando Padilla González

Convocado por el Plan Maestro y el Gabinete de Arqueología de la Oficina del Historiador de la ciudad de La Habana, se celebró este viernes el taller «Gestión urbana y Arqueología, hacia un enfoque integral», el cual abordó la necesidad de estrechar el trabajo conjunto entre arqueólogos, arquitectos y/o urbanistas para encarar los desafíos que caracterizan a los Centros Históricos en la actualidad.

Con la participación de las prestigiosas arqueólogas y académicas María de los Ángeles Querol y Alicia Castillo Mena, de la Universidad Complutense de Madrid, el encuentro tuvo como referente el proyecto que ellas lideran con el título: «La dimensión arqueológica en ciudades Patrimonio Mundial: Avances para la gestión patrimonial en Alcalá de Henares, Puebla y La Habana».

Convocado por el Plan Maestro y el Gabinete de Arqueología de la Oficina del Historiador de la ciudad de La Habana, se celebró este viernes el taller «Gestión urbana y Arqueología, hacia un enfoque integral», el cual abordó la necesidad de estrechar el trabajo conjunto entre arqueólogos, arquitectos y/o urbanistas para encarar los desafíos que caracterizan a los Centros Históricos en la actualidad.

Con la participación de las prestigiosas arqueólogas y académicas María de los Ángeles Querol y Alicia Castillo Mena, de la Universidad Complutense de Madrid, el encuentro tuvo como referente el proyecto que ellas lideran con el título: «La dimensión arqueológica en ciudades Patrimonio Mundial: Avances para la gestión patrimonial en Alcalá de Henares, Puebla y La Habana».

Expuestos los casos de Alcalá de Henares y de Puebla, este último por el arquitecto Carlos Montero Pantoja, profesor titular de la BUAP (Benemérita Universidad Autónoma de esa ciudad mexicana), en lo adelante el encuentro se centró en las experiencias concretas de La Habana, específicamente en los estudios dedicados a cómo preservar el valor patrimonial (natural y cultural) de la Bahía habanera, declarada Zona de Protección en 2015.

Según explicó a Opus Habana la Máster en Ciencias Arqueológicas Sonia Menéndez Castro, coordinadora científica del encuentro, uno de sus principales objetivos sería «llamar la atención sobre la necesidad de que la dimensión arqueológica sea tenida en cuenta dentro de la gestión urbanística, así como propiciar un cambio de enfoque hacia la Arqueología preventiva».

«La Arqueología preventiva trata de ordenar y gestionar anticipadamente el patrimonio arqueológico que se encuentra en territorios amenazados de ser intervenidos, de modo que sea posible conocer, caracterizar y proteger ese patrimonio sin necesidad de recurrir a las costosas acciones de salvamento», precisó.

Las nociones teóricas de la Arqueología preventiva fueron abordadas por Castillo Mena como preámbulo a las demás intervenciones, las cuales fueron dirigidas y comentadas por la arquitecta Patricia Rodríguez Alomá, directora del Plan Maestro de la Oficina del Historiador de La Habana. Pertenecientes a este equipo multidisciplinar encargado del desarrollo integral del Centro histórico, los especialistas María Teresa Padrón y Kiovet Sánchez propiciaron un acercamiento a los retos que plantea la revalorización del puerto habanero con fines turísticos; como terminal de cruceros, entre otros usos. Mientras la primera ejemplificaba cómo ya se comienza  tener en cuenta el patrimonio arqueológico en las regulaciones urbanísticas de La Habana Vieja (por ejemplo, en el Malecón tradicional), el segundo expuso los avances en el Plan de Manejo de la Zona de Protección de la Bahía, apoyándose en un estudio que aborda la singularidad de ese territorio como paisaje natural, funcional y visual.

A continuación,  motivado por la ponencia presentada por la arqueóloga Lisette Roura, se produjo un animado debate sobre qué podría definirse como «patrimonio arqueológico industrial» en el puerto habanero, mientras que sus homólogos  César Alonso y Yoser Martínez expusieron las acciones que se acometen para salvaguardar el patrimonio cultural subacuático. Por último, el también arqueólogo Alejandro Nolasco presentó la aplicación informática ARQUEOSIG, con ayuda de la cual se ha sistematizado la labor arqueológica que, durante más de tres décadas, se ha realizado en el Centro Histórico. Este instrumento también se ha enfocado hacia la puesta en práctica de la Arqueología preventiva, afirmó el especialista.

Este taller celebrado en La Habana ha servido de preámbulo al Primer Simposio Internacional: Patrimonio, Identidad y Protección que sesionará  en la ciudad de Camagüey del 27 al 29 de octubre próximos. Allí está previsto un taller metodológico sobre Arqueología preventiva que se centrará en los casos de La Habana, Trinidad y Camagüey, declaradas patrimonio mundial en 1982, 1988 y 2008, respectivamente.

Fuente: http://www.opushabana.cu/index.php/noticias/4646-taller-gestion-urbana-y-arqueologia-hacia-un-enfoque-integral

Premio WEB

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer