Evidencias de ADN Lucayo-Taino son rescatadas de Cueva Preacher en Las Bahamas

Evidencias de ADN Lucayo-Taino son rescatadas de Cueva Preacher en Las Bahamas

Un equipo internacional de científicos dirigidos por el Dr. Hannes Schroeder y el Profesor Eske Willerslev de la Universidad de Copenhagen reconstruyeron exitosamente el genoma completo de un individuo Lucayo-Taino a partir de un diente de mil años de antigüedad descubierto en la Cueva Preacher, en la isla Eleuthera, al norte de Las Bahamas. Intentos anteriores para extraer ADN de otras muestras procedentes de sitios arqueológicos del Caribe han tenido un éxito limitado debido a las comúnmente pobres condiciones de conservación de los trópicos.

El nuevo hallazgo fue publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences. Los resultados indican que los ancestros Lucayo-Tainos pueden ser rastreados hasta la zona norte de Suramérica. Los investigadores también encontraron evidencias de que los Tainos, los primeros indígenas americanos en sentir el impacto de la colonización europea después de la llegada de Colón al Nuevo Mundo, todavía tienen descendientes vivos en el Caribe actual.

El diente que Schroeder y sus colegas utilizaron para reconstruir el genoma fue descubierto por un grupo de arqueólogos dirigido por la historiadora Dr. Jane S. Day de Research Atlantica, Inc., bajo la dirección de campo de Robert S. Carr, director de Archaeological and Historical Conservancy, e identificado por el bioarqueólogo Dr. William Shaffer del Phoenix College. El diente fue recuperado en el año 2007 como parte de un estudio extensivo de Cueva Preacher, en Las Bahamas, que fue utilizada como refugio por los “Aventureros de Eleuthera”, los primeros colonizadores ingleses en Las Bahamas que naufragaron en el norte de la isla hacia 1648. El equipo arqueológico sorpresivamente encontró algunos enterramientos Lucayo-Tainos intactos a solo unos metros del cementerio de los “Aventureros”. El proyecto fue llevado a cabo con el permiso y apoyo de la Corporación de Antigüedades, Monumentos y Museos (AMMC por sus siglas en inglés), financiado por el Ministerio de Turismo de Las Bahamas para lograr el objetivo de convertir Cueva Preacher como Parque Turístico Patrimonio Nacional. La pintoresca Cueva es un sitio arqueológico protegido que va a impulsar el turismo en Eleuthera y Las Bahamas.

Los investigadores fueron capaces de utilizar el diente para secuenciar el primer genoma humano antiguo completo del Caribe. El individuo estudiado fue una mujer que vivió entre el siglo VIII y X, al menos 500 años antes de que Colón pisara tierra en Las Bahamas. Los resultados proveen nuevas perspectivas en la composición genética de los Lucayo-Tainos. Esto incluye la primera evidencia clara de que ha habido un cierto grado de continuidad entre las poblaciones indígenas del Caribe y algunas comunidades contemporáneas que viven en la región actualmente, a pesar del efecto devastador de la colonización europea. Este vínculo ha sido sugerido anteriormente por otros estudios basados en ADN moderno. Sin embargo, ninguno de ellos fue capaz de delinear el genoma antiguo. La nueva investigación finalmente provee las pruebas concretas de que los ancestros indígenas han sobrevivido hasta el presente en la región.

Crucialmente, los investigadores encontraron que el componente nativo americano en el genoma de los puertorriqueños contemporáneos se corresponde más con el genoma de los Lucayo-Tainos que con otros grupos indígenas de América. Sin embargo, ellos argumentan que esta característica es improbable que sea exclusiva de los puertorriqueños y están convencidos que futuros estudios revelarán legados genéticos similares en otras comunidades caribeñas. En Eleuthera, Day y Carr colectaron numerosas historias orales que sugieren que algunos residentes del pueblo The Current son descendientes de los Lucayo-Tainos.

Los investigadores también rastrearon el origen genético de los indígenas de las islas del Caribe, mostrando que estaban más relacionados con los grupos hablantes de Arawak que actualmente viven en parte del norte de Suramérica. Esto sugiere que el origen de al menos parte de la población puede ser rastreada hasta la cuenca del Amazonas y el Orinoco, donde se desarrolló la lengua Arawak, confirmando las ideas existentes al respecto basadas en evidencias arqueológicas de migraciones Tainas desde Suramérica hacia las Antillas.

Fuente: comunicado de prensa de Archaeological and Historical Conservancy. Inc.

Premio WEB

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer