Preservan imágenes de arte rupestre cubano

Por Adalys Pilar Mireles

Pinar del Río, Cuba, 20 dic (PL) Espeleólogos cubanos preservan hoy las imágenes del arte rupestre con avanzadas técnicas computarizadas, que permiten visualizar trazos apenas perceptibles en el interior de las grutas de esta occidental provincia.

Tras permanecer durante miles de años, pictografías y petroglifos pudieran peligrar debido al efecto de los rayos solares, el escurrimiento de las lluvias o la acción humana, opinan expertos.

En las últimas dos décadas esas manifestaciones han sufrido daños, derivados quizás del acelerado cambio climático, explicó a Prensa Latina el presidente del Comité Espeleológico Provincial, Hilario Carmenate.

Dejar constancia gráfica de esas creaciones, cuya antigüedad oscila entre los cuatro mil 500 y los 300 años, es desvelo de los integrantes de la agrupación.

El software Decorrelacion Stretch para el programa ImageJ, el cual utiliza como soporte inicial las imágenes digitales del arte rupestre, permite ahora sacar nuevamente a la luz los fragmentos invisibles por su grado de deterioro, aseguró.

El procesamiento de las fotos realizadas a las añejas expresiones artísticas con procedimientos para calibrar o graduar las tonalidades presentes en ellas, posibilita apreciar la morfología original de esas obras, que forman parte del patrimonio nacional.

Comentó que el minucioso trabajo está precedido por la localización y registro detallado de los yacimientos rupestres y la evaluación preliminar de su estado de conservación.

Además de los dibujos a mano alzada y calcos, nos apoyamos en la fotografía para perpetuar el legado de quienes nos antecedieron e intentar descifrar motivaciones y significados, precisó.

En este territorio,donde existen los mayores sistemas cavernarios de Cuba, se descubrieron unos 40 sitios que atesoran las huellas de indígenas y esclavos rebeldes (cimarrones) en forma de motivos artísticos.

La solapa de los pintores, ubicado en las sierras de Minas de Matahambre (municipio del norte pinareño) es uno de los más connotados por la magnitud de sus murales pictográficos, aseveró el estudioso.

La mayoría de esas composiciones fueron creadas por los grupos aborígenes que poblaron la región, caracterizados por una economía de apropiación.

Conocidos como Guanahatabeyes, hombre tosco en lengua arahuaca, utilizaban las cavernas como refugio.

En sus dibujos, añadió, predominan los círculos concéntricos, tal vez como reflejo de una cultura de veneración al sol.

Lamentablemente en algunos parajes se aprecian pérdidas parciales de los trazos o símbolos, otrora visibles a simple vista, acotó el espeleólogo.

mgt/ap
Fuente: http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=24...

Premio WEB

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer