Chorro de Maíta, un cementerio diferente, según nuevos hallazgos

Chorro de Maíta, un cementerio diferente, según nuevos hallazgos

Michel Hechavarría / mhechavarria@radioangulo.icrt.cu

Nuevos hallazgos arqueológicos en el cementerio aborigen Chorro de Maíta, ubicado en el municipio holguinero de Banes, cambian muchas de las teorías que científicos e investigadores se habían formulado acerca de este legendario sitio para la arqueología cubana. 

Según los estudios que ha realizado desde el 2005 el arqueólogo Roberto Varcácel Rojas y el Departamento Centro Oriental de Arqueología, Chorro de Maíta no es propiamente un cementerio aborigen, sino que en este lugar yacía un camposanto de un pueblo aborigen encomendado de los que habían impuesto los colonizadores en Cuba, convirtiendo el sitio en lo que pudiera ser una de las necrópolis más antiguas de América.

Varcácel confirmó a Radio Angulo digital que Chorro de Maíta es un cementerio diferente porque no es exactamente cristiano ni indígena, sino que tiene componentes de ambos grupos culturales, con una base cristiana en cuanto a su concepción, pero es evidente la existencia de prácticas aborígenes.

El arqueólogo holguinero refirió que entre estas evidencias se encuentran las posiciones flexadas, sobre el lado del cuerpo, con modificación craneana, dejando en claro que nuestros aborígenes aunque tenían la opción del cristianismo, mantuvieron su perspectiva indígena.

Entre los nuevos hallazgos sobresale el descubrimiento de monedas y trozos de cerámicas de origen centroamericano y español. 

Las monedas certifican la existencia de esa aldea que se encuentra cerca del cementerio, asentamiento poblacional cuyo hallazgo lo sitúa a partir de mediados del siglo XVI, destacó Varcácel.

Mientras que los trozos de cerámica de origen mexicano “hablan” de los vínculos regionales que existieron en tiempos coloniales entre Cuba y otros países, como el referido, de donde venían esclavos y bienes, reafirmó el estudioso.

Otros objetos encontrados como corales, azabaches y metales provenían de Europa, unido a estos está la colección más grande de metales preciosos en un cementerio en el Caribe, con una aleación de oro, cobre y plata de origen colombiano, resaltó el investigador holguinero.

También se confirmó que la tela de lino encontrada en lo que los estudiosos han calificado como “entierro número 57”, proviene de una prenda textil del Mediterráneo. 

En la investigación se corroboró, además, la variabilidad étnica, regional y cultural que presentan los restos que yacen en Chorro de Maíta.

El análisis realizado a partir de estudios craneométricos y exámenes de carácter territorial a partir de isótopos radiactivos reveló que en el cementerio hay personas que vienen de distintos lugares y con una base étnica diversa. Se confirmó la existencia de un africano y dos mestizos; uno proveniente de europeo y africano; otro de europeo e indígena, unido a la presencia de un indígena aparentemente originario de Yucatán, Mesoamérica.

Varcácel respalda además la conjetura de que la causa de muerte de esta población pudo haber sido una epidemia. 

Estas pruebas presentan un alto peso científico, ya que fueron obtenidas con la utilización de técnicas de investigación muy diferentes y modernas, realizadas por expertos internacionales y sus resultados han sido contrastados y revisados en eventos de investigación científica de carácter internacional.

Fuente: http://www.radioangulo.cu/noticias/holguin/20769-chorro-de-maita-un-cementerio-diferente-segun-nuevos-hallazgos-.html

Premio WEB

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer