Roberto Orduñez Fernández:Arqueólogo hasta los huesos

Roberto Orduñez Fernández:Arqueólogo hasta los huesos

Por Yisell Rodríguez Milán | Fotos:Lorenzo Crespo Silveira

Guantánamo (Redacción Digital Venceremos) - Lo tildaron de apasionado en extremo, de “loco”, de soñador… pero él nunca dejó de explorar cuevas, excavar la tierra, observar detalladamente los restos palpables de generaciones extintas ni de armar teorías a partir de sus hallazgos.

Así de persistente es Roberto Orduñez Fernández, presidente de la Sociedad Arqueológica de Baracoa y primer guantanamero en integrar el Consejo Científico del Instituto Cubano de Antropología, honor que recibió en este 2012.

Avalado por la Escuela Nacional de Espeleología e iniciado en los secretos de esta ciencia por el Doctor Antonio Núñez Jiménez, cuarto descubridor del archipiélago y quien fuera presidente de la Academia de Ciencias de Cuba, Orduñez Fernández ha sido protagonista de múltiples revelaciones.

Él y otros quince investigadores encontraron en la Cueva de la Vigía, en La Primada, en el 2003, el esqueleto de un hombre de más de 40 años, acuclillado, con deformaciones características de los taínos, fractura en el cráneo y rodeado de objetos cerámicos, que suponen pueda ser Guamá, cacique indígena que se rebeló contra los colonos españoles entre 1522 y 1532.

Sin embargo, esos huesos no son, según opina, su hallazgo más grande. Existe otro que será presentado oficialmente en el III Simposio Internacional de Arte Rupestre a celebrarse, en noviembre, en La Habana. Se trata del primer reporte de piedras grabadas por los taínos:

“Esto romperá con lo que se ha escrito sobre este fenómeno en la cultura precolombina porque sólo se conocía entre los incas y los mayas. Nunca se pensó que los grupos originarios de Cuba tallaran piedras, pero en el tapiz de las rocas que encontramos hay diagramas de animales, la siembra, personas sacerdotales, constelaciones… Al sitio donde las vimos le llamamos Cuatro Lunas”.

También estuvo Orduñez entre los que redescubrieron la Cuesta del Palo de Maisí, sitio arqueológico perdido por más de un siglo para la ciencia cubana a causa de un error cartográfico. Allí mismo, tiempo después, él encontró un cementerio precolombino.

Tierra, piedras, barro…

“ Nadie en mi familia es o ha sido arqueólogo”, dice este hombre de 58 años que desde los 13 colecciona… lo que encuentra y busca explicaciones. Ahora, con más de 35 años entre huesos y piedras, dice que sólo necesita para su trabajo “ser observador, paciente y minucioso. En cuanto a los instrumentos: una brújula, pala, espátula, cinta métrica y cernidores…”

En la casa de Orduñez Fernández, en Flort Crombet No. 245, en La Primada, radica la Sociedad Arqueológica de Baracoa. Sus miembros crearon en este municipio el Museo Arqueológico Cueva del Paraíso, única instalación de su tipo en el Caribe pues sus creadores aprovecharon el ambiente natural de la gruta y su historia para atraer al público.

El hogar del científico igualmente servirá, en coordinación con el Instituto Cubano de Antropología, como gabinete metodológico donde radicará el archivo de esta rama de la provincia y se impartirán cursos y postgrados de arqueología, antropología, espeleología, paleontología...

“Guantánamo es la provincia número uno de la arqueología en Cuba y necesita especialistas. Aquí hay una enorme riqueza concentrada en Baracoa, Maisí y San Antonio. No se puede olvidar que por esta zona pasaron las tres culturas: los indígenas del paleolítico y del epipaleolítico (hace 6000 u 8000 años), los guanacabeyes y siboneyes del mesolítico, y los taínos del neolítico”, explica.

Actualmente Orduñez se prepara para discutir su tesis de doctorado y está inmerso, además, en un proyecto conjunto entre la sociedad que preside y un francés apasionado por los descubrimientos. Con su ayuda, dice el arqueólogo, quizás para el 2015 tenga Guantánamo “una aldea taína viva, con plaza ceremonial, alimentos dentro de güiras que cuelgan, bohíos típicos donde podrán pernoctar los visitantes tanto cubanos como extranjeros y una casa de 24 metros de largo, con literas, destinada a los investigadores”.

“Este es otro sueño a cumplir –agrega- porque la arqueología, aparte de aportar al conocimiento, enamora, hipnotiza…”.

Fuente: http://www.venceremos.co.cu/pags/varias/baracoa/arqueologo_baracoeso_3024288.htm

Premio WEB

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer

cubaarqueologica base