Cuba: Arte rupestre, reliquias del pasado aún por descifrar

Cuba: Arte rupestre, reliquias del pasado aún por descifrar

Por: Adalys Pilar Mireles

La Habana, 1 nov (PL) Las manifestaciones de arte rupestre, reliquias de la humanidad, perduran hoy como rastros del pasado, rodeados de incógnitas aún por descifrar.

Conservadas durante siglos en diversos escenarios, esas antiguas expresiones pudieran peligrar por el impacto de fenómenos naturales o antrópicos, aseguran expertos.

Cualquier modificación ocurrida en su entorno, pondría en riesgo las añejas obras, alertan especialistas del Instituto Cubano de Antropología.

En la isla aparecen registradas unas 275 estaciones de arte rupestre, asociadas fundamentalmente a las sociedades nativas conocidas como cazadoras-pescadoras y recolectoras, las cuales habitaron el país varios milenios atrás, confirmó a Prensa Latina el Máster en Ciencias Racso Fernández, estudioso de ese patrimonio.

Se trata de pictografías y petroglifos atribuidos principalmente a esas comunidades por sus diseños y ajuar de base, aunque no se descarta la presencia de dibujos y otras creaciones, realizadas por los esclavos huidos o cimarrones.

En su opinión tales agrupaciones aborígenes tuvieron más libertad para expresar su cultura al asentarse temporalmente en algunas grutas y otros parajes.

Por el modo de vida de los negros prófugos -añadió-, quienes sobrevivieron bajo condiciones de acoso, es muy probable que tuvieran poco tiempo para convertir las cuevas en una suerte de templo o espacio sagrado adonde -posiblemente- no podrían regresar.

Aunque no está dicho todo sobre el tema, se necesitarían estudios más profundos, insiste.

Con predominio de las pictografías, sobre los petroglifos, en las obras halladas en Cuba abundan las figuras geométricas, líneas inconexas, puntos, algunas manifestaciones -afirma- sugieren un conteo primario de tiempo.

Mientras las escenas de caza fueron descubiertas hasta ahora en tres espeluncas, las cuales muestran individuos con arcos, actividad típica de los aborígenes pertenecientes a ese estadio.

Al referirse a los esfuerzos para preservar ese legado, Fernández mencionó al software Decorrelacion Stretch para el programa ImageJ, utilizado con el propósito de sacar a la luz rasgos de las expresiones rupestres que resultan imperceptibles ya a la vista humana.

No se aplica en todos los casos, sino cuando sospechamos que podemos encontrar algo más, explicó.

La primera experiencia en Cuba con esa técnica a partir de fotos o registros digitales, está vinculada a la cueva Camila, en Pinar del Río, 140 kilómetros al oeste de La Habana.

Esa cavidad de apenas 18 metros de largo y cuatro de profundidad, pertenece al Valle de Luis Lazo.

Complejos procedimientos para calibrar o graduar las tonalidades presentes en las pictografías del lugar, permitieron apreciar su morfología original.

Fuente:  http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=667241&Itemid=1

Premio WEB

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer