Superficies y profundidades ahonda en embarcaciones hundidas en costas cubanas

Superficies y profundidades ahonda en embarcaciones hundidas en costas cubanas

Por Teresa de Jesús Torres Espinosa

Una amena exposición sobre la loza inglesa y las embarcaciones vinculadas a su comercio e importación a La Habana, en siglos pasados, impartió el investigador César Alonso en el espacio “Superficies y profundidades” que se realiza cada jueves en el Museo Castillo de La Real Fuerza.

Apoyado en imágenes y en referencias históricas, fruto de su quehacer investigativo desde el año 2005 junto con el Gabinete de Arqueología de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana (OHCH), Alonso mencionó numerosos nombres de buques que llegaron cargados con loza al puerto de La Habana, entre 1798 y 1820, y apuntó que la mayor cantidad provino de Estados Unidos e Inglaterra.

Luego, al detenerse en diferentes naufragios ocurridos en costas cubanas, el especialista comentó sobre la fragata Navegador, cuyo pecio fue encontrado en Boca Chipiona en 2001 por un vecino de esa zona de Santa Cruz del Norte, municipio de la provincia cubana de Mayabeque. 

Explicó que desde septiembre de ese propio año, un equipo de arqueólogos y otros especialistas del Gabinete de Arqueología desarrollan una investigación histórica y de campo. Precisó que por las piezas halladas en el pecio se logró identificar el nombre de la nave, gracias a la documentación que existe en el Archivo Nacional de Cuba en publicaciones periódicas de 1811 a 1814, cuando sucedió el naufragio.

Los estudios arrojaron que la embarcación, construida en Nueva York en 1805, con dos cubiertas, un porte de 330 toneladas y un calado de 15 pies, navegó durante años bajo pabellón norteamericano y tuvo una tripulación muy heterogénea, lo cual da una idea de lo internacional que eran las dotaciones de la época, cuando se podían contratar en La Habana, Estados Unidos o en países de Europa a los marineros, quienes recibían salarios muy altos cuando se trataba de embarcaciones muy importantes.

Finalmente apuntó que aún restan por esclarecer numerosos datos sobre la fragata Navegador, como su compraventa, naturalización y reconstrucción, entre otros, pero acotó que quizás esos documentos se encuentren en algún museo o archivo de Inglaterra.

Fuente: http://www.ohch.cu/noticias/superficies-y-profundidades-ahonda-en-embarcaciones-hundidas-en-costas-cubanas/

Premio WEB

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer